SE COMIENZA A TRABAJAR EN CAMA CALIENTE

La Red Tecnológica Sectorial (RTS) inauguró su nueva plataforma de investigación y desarrollo a escala comercial en la unidad de lechería de la Estación Experimental Mario A. Cassinoni, de Facultad de Agronomía. Se trata de un establo de cama caliente y un nuevo tambo con equipa
La Red Tecnológica Sectorial (RTS) inauguró su nueva plataforma de investigación y desarrollo a escala comercial en la unidad de lechería de la Estación Experimental Mario A. Cassinoni, de Facultad de Agronomía. Se trata de un establo de cama caliente y un nuevo tambo con equipamiento de ordeñe de última generación, con registración automática de los eventos más importantes vinculados al ordeñe. En la Jornada de inauguración de esta nueva plataforma se presentaron además los logros alcanzados por la Red conformada con el objetivo de dar respuestas a las inquietudes del sector, fortaleciendo la investigación, innovación, desarrollo y formación de capital humano en la lechería uruguaya.
La Jornada estuvo dividida en dos bloques; una primera parte donde los representantes de la Red comentaron los aportes que ésta ha hecho y en la que se hizo la recorrida por las nuevas instalaciones; y una segunda etapa donde el Ing. Agr. Pablo Chilibroste, en representación de la RTS, presentó lo realizado por la mismas desde su creación en 2015 hasta ahora. Además, hubo testimonios y la visión de dos técnicos y de un productor sobre su actividad y su vínculo con las instituciones que forman parte de la Red, mientras que el politólogo e historiador Gerardo Caetano, presentó El valor histórico y social de la lechería uruguaya.
Durante la apertura de la jornada, el decano de Facultad de Agronomía, Ing. Agr. Ariel Castro, sostuvo que “la plataforma en sí misma es de alta calidad por lo que hay atrás. Lo que estamos celebrando es una trayectoria de trabajo”. Además, aseguró que este tipo de inauguración debería ser lo normal, algo que “nos interpela, porque no debería ser algo extraño dentro de una comunidad de investigación”. Castro celebró también el desarrollo de investigación de calidad, la cual sostuvo que se hace trabajando a largo plazo.
El proceso de intensificación de la lechería uruguaya durante los últimos 10 años, ha derivado en sistemas lecheros con niveles mayores de productividad, con aumentos en la carga animal y de la producción individual, mejores resultados económicos, mayores costos, mayores requerimientos de inversión, niveles crecientes de complejidad (mayor exigencia sobre el capital humano) y mayor presión sobre los recursos naturales.
Con ese marco, la RTS se conformó a partir de un acuerdo entre UdelaR, Conaprole, INALE, CRI, INIA, LATU y ANII para fortalecer la investigación, innovación, desarrollo y formación de capital humano en la lechería uruguaya.
Durante la inauguración de la nueva plataforma, la representante de la RTS, Dra. Ana Meikle, aseguró que la Red es una forma de trabajo. “Busca caminar juntos. Los investigadores no se encierran en sus laboratorios. Esto nace de forma conjunta y las limitantes se aprenden observando de forma conjunta. Para mí esa es la forma de hacer ciencia, caminando juntos”. Agregó que es importante trabajar todas las disciplinas integradas, saliendo de la zona de confort. “Ésta forma de trabajar en cadena, del pasto al vaso, es algo que el sector se merecía”.
Meikle señaló que se han hecho esfuerzos para invertir en las estaciones experimentales, destacando que en este caso, la inauguración fue en un campo universitario donde se generará información para el sector junto a otras áreas del conocimiento.
Por su parte, Chilibroste tuvo a su cargo la recorrida por las nuevas instalaciones, explicando que para estimar el impacto del ambiente se construyó un establo de cama caliente que constituyen un “ambiente controlado” (grupo control) el cual será utilizado para visualizar diferentes estrategias de manejo que se están llevando adelante en nuestro país (ej: encierro parcial, lluvias/sequías) y otras alternativas tecnológicas de bajo costo. Además, las instalaciones disponen de comederos sobre sensores que permiten determinar el consumo individual de las 64 vacas. Asimismo, se construyó un tambo nuevo con equipamiento de ordeñe de última generación, con registración automática de los eventos más importantes vinculados al ordeñe. Estas capacidades de investigación significan un punto de inflexión en cuanto a las posibilidades que dispone el país para dar respuestas a los desafíos de crecimiento y competitividad que tiene el sector lechero.
La RED se ha organizado en torno a 4 grandes componentes; Estrategias de alimentación, Carga animal, Indicadores reproductivos y de bienestar animal a nivel de sistema y Análisis y re-diseño de sistemas de producción.
Dentro de los logros de la Red, se destaca en el área de carga animal y manejo del pastoreo un experimento realizado en la Estación Experimental de Facultad de Agronomía que confirmó la hipótesis de que alta productividad + alto consumo de forraje, dan un buen resultado económico. Por otro lado, se realizó el seguimiento quincenal de 40 tambos en Florida, San José, Canelones y Colonia durante un año, con un análisis integrado de variables de infraestructura, alimentación, reproducción y salud. La información ha permitido detectar con claridad los momentos críticos del ciclo de producción donde se concentran las enfermedades, las patologías más frecuentes y sus factores de riesgo. Además, se han vinculado estos momentos críticos a las condiciones del sistema y su interacción con el clima, disponibilidad de infraestructura y manejo, constituyendo esto un trabajo pionero en el área.
Por otro lado, se desarrolló un modelo para minimizar el costo de la dieta a nivel de sistema de producción comercial que se encuentra disponible. A su vez, se está desarrollando una plataforma experimental virtual, inédita en su área, capaz de identificar sistemas de producción que cumplen con múltiples objetivos al mismo tiempo, incluyendo variables físicas, económicas y ambientales.
En su presentación, Chilibroste sostuvo que lo más importante que se ha logrado en estos tres años de trabajo, es que se generó confianza. “Los actores confían entre ellos y valoran lo que han hecho. No hay nada ganado, pero estamos todos más fuertes para seguir en este camino”.
Por último, el historiador Gerardo Caetano habló sobre el Valor histórico de la lechería uruguaya, asegurando que la producción lechera es uno de los espejos más exigentes que tiene el país y es, a su vez, un ejemplo de vida y de enseñanza.
Caetano sostuvo que el sector atraviesa un momento de crisis importante, pero aseguró que “la respuesta pertinaz a decir que se va a salir, y se va a salir apostando a producir más y mejor, es la apuesta correcta”.
También analizó los problemas sindicales que afectan a la lechería señalando que hay muchos trabajadores del sector sindical de la industria lechera que se están equivocando. “Conocí muy de cerca a José D´Elía, quien decía que lo primero que tiene que hacer un trabajador cuando define un conflicto es convencer a su sindicato de que ese conflicto es justo. Lo segundo que tiene que hacer es convencer al movimiento sindical. Su tarea termina cuando convence a la sociedad y a la opinión pública de que sus reclamos son justos. Eso es lo que no han podido hacer algunos trabajadores de la industria lechera”.
Agregó que éstos “tendrán que aprender que las transformaciones más profundas son las acordadas. Tendrán que entender que, en esta revolución industrial, el tema del empleo solo se logra a través de la asociación”. Agregó que las reformas contraídas desde grandes acuerdos estratégicos son mucho más profundas que las revoluciones. “Nos está faltando la mirada larga. Defender la industria lechera es defender la sociedad rural”.
Caetano recordó que el 70% de los productores lecheros ganan menos que el 70% de los trabajadores de la industria lechera. Agregó que más de 100 tamberos dejan de serlo por año, y que los que tienen más problemas son los más chicos.
Se refirió también a la confrontación campo-ciudad, asegurando que han perdido los dos en esta lucha y que esa discusión hoy es más absurda que nunca.
Por último, el historiador aseguró que en esta jornada vio líderes, los cuales sostuvo que son conductores y conducidos. “Abogo por que en el Uruguay nunca se pierda a los tamberos y a su industria con sus valores, que es uno de los espejos más maravillosos que tiene y tendrá por siempre nuestro país”, sentenció.