EL SECTOR NECESITA UNA LEY DE LECHERIA


Entendiendo que los tiempos de la lechería se pasan y que no pueden seguir esperando
soluciones que no llegan, la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL) ha
mantenido una serie de encuentros con representantes parlamentarios a los efectos de
plantearles los problemas de fondo del sector. El vicepresidente de la gremial Eduardo Viera,
sostuvo que el problema de la lechería va más allá del endeudamiento y de los precios
internacionales. “El problema de fondo es el margen. Es la diferencia entre los costos de
producción y el precio que recibimos por la leche que producimos, y si bien la leche ha
aumentado, apenas cubre los costos”, enfatizó. Por eso consideró que resulta fundamental
trabajar en una Ley de Lechería que trascienda los gobiernos y que ayude a los productores
de todo el país, independientemente de la industria a la que remitan su leche.
Los encuentros con parlamentarios comenzaron primero por iniciativa de ellos en el caso del
senador Guido Manini de Cabildo Abierto, y del diputado Alfredo Fratti del Frente Amplio, para
luego continuar con el senador Carlos Camy del Partido Nacional y el senador Pablo Lans del
Partido Colorado.
En estos encuentros se les planteó una visión global de la lechería uruguaya donde se observa
una caída permanente de productores e industrias cerradas. “Es una paradoja que en un país
como el nuestro que tiene todas las condiciones para producir leche, ya que se tiene lo más
importante que son los productores, tenemos los suelos, la genética, etc., y solo se necesita de
decisiones políticas, y hacerla rentable, tengamos tantos problemas para producir. Si se cierran
tambos y el problema de las industrias es que no tienen leche, es una clara señal de que el
tambo no es rentable”, sostuvo Viera.
En estas reuniones los gremialistas plantearon algunas inquietudes e ideas como la creación de
un Fondo Nacional Anticíclico de Lechería. “La idea es que este fondo se capitalice en
momentos en los cuales la leche sea rentable, es decir que tenga un margen importante para
que lo recaudado se vaya volcando a ese fondo. Estamos hablando de un Fondo Nacional, es
decir que abarque a los productores remitentes de todas las industrias”. Viera recordó que es
clara la volatilidad que tiene el mercado internacional de los lácteos, razón por la cual cuando
los precios del mercado bajen, funcionaría una cláusula gatillo activándose este fondo,
pasándose a precio de leche ese dinero para que el negocio siga siendo rentable. “Esa sería la
clave para darle viabilidad al sector y no estar cada poco tiempo, por diferentes problemas que
van surgiendo, golpeando puertas de las autoridades de turno apagando incendios”.
El vicepresidente de la ANPL sostuvo que “hoy es el momento ideal para crearlo porque cada
día que pasa, es tiempo perdido”. Los precios internacionales están aumentando, al tiempo
que los volúmenes de producción de leche a nivel interno también se están incrementando.
“Hay que crear ese fondo e ir capitalizándolo, por lo que se necesita de una decisión política y
la renuncia de recaudación de algún impuesto”. Viera sostuvo que antes de ser presentado
públicamente les gustaría plantearle esto al secretario de presidencia Álvaro Delgado, razón
por la cual no quiso entrar en más detalles. Por eso, además de los encuentros con los
parlamentarios, se solicitó una reunión al secretario de presidencia.
La receptividad de los políticos fue muy interesante. Viera manifestó que todas las reuniones
fueron muy constructivas y positivas, compartiendo la necesidad de tomar medidas de fondo
para solucionar los problemas de la lechería. “Nos reconocen la importancia del sector y de lo
que significa la lechería, no solo desde el punto de vista económico sino social, y que es un
sector que lo tiene todo y que cada vez está en menos manos, sabiendo además que los

productores que se van no vuelven”. Viera sostuvo que los representantes se mostraron
dispuestos a trabajar en el parlamento con este tema. Agregó que desde la gremial han
arribado a la conclusión de que es más difícil la toma de decisiones por parte de diferentes
representantes del Poder Ejecutivo. A través de una Ley de Lechería, se podrían lograr
soluciones de fondo a los problemas del sector.
Teniendo una Ley sería más fácil para los gobiernos de turno poder tomar decisiones.
“Tenemos que crear una herramienta que realmente trate de proteger e incentivar a la
lechería. Sabemos que contamos con el apoyo de muchos legisladores de diferentes partidos
que coinciden con nosotros en la necesidad de trabajar en un sistema que cuide al sector y que
lo incentive, para poder salir de una situación como la de hoy donde la industria tiene un 50%
de su capacidad ociosa”.
Viera sostuvo que la lechería no tiene tiempo para esperar, de ahí la urgencia de reunirse con
el secretario de presidencia. “Como gremial nacional tenemos la responsabilidad de velar por
los productores de todas las industrias en todo el país. Entendemos que ya ha pasado un año
de la nueva administración, somos conscientes de la realidad del país, y del impacto que ha
generado el tema sanitario, pero vemos que el sector está en una situación compleja”. A su
entender, no nos podemos engañar con la suba en el precio internacional de la leche ni con la
mayor producción que se está obteniendo en la actualidad. Por eso Viera considera que es
importante hablar directamente con el Poder Ejecutivo. “Hemos planteado la preocupación
en el seno de INALE y no ha aparecido ninguna solución y ni siquiera se está trabajando en el
tema de fondo. Solo se trabaja en paños fríos”. Viera entiende que el problema de la lechería
va más allá del endeudamiento y de los precios internacionales. “El problema son los
márgenes. Es la diferencia entre los costos de producción y lo que cobramos por el litro de
leche que producimos”, y si bien reconoció que éste último ha subido, apenas da para cubrir
los aumentos que han registrado los costos.
Sobre los cambios en el FFAL, Viera se mostró preocupado por los anuncios realizados
asegurando que corregirían solo ciertas “inequidades”. Agregó que se anunció que se utilizaría
un sub fondo con la creación del Fondo de Garantía (FOGALE) que es el Fondo Anticíclico de
US$ 3 millones, el cual se utilizaría para proyectos que presenten las industrias. “Recordemos
que el FOGALE surgió del traspaso de los productores a los consumidores por el no ajuste del
precio de la leche. Ese fondo es de los productores”. Por esta razón no se mostró conforme a
las modificaciones que se realizarán, lo que considera que debilitan al Fondo. Por otro lado,
Viera destacó la importancia de potenciar los ingresos del FOGALE que hoy cuenta con US$ 18
millones. “Ese fondo se puede multiplicar”.
En cuanto al INALE, Viera también consideró que ha sido un año en el cual se ha dejado pasar
un tiempo importante para hacer cosas. “Solo han estado enfocados en un tema. Desde la
Asociación vemos que ha sido un año perdido”, puntualizó.