La mejora del precio de leche fue absorbida por los mayores costos

El incremento en los costos de producción de enero respecto a diciembre del año pasado neutralizó el aumento del precio de la leche.
Según informó Jorge Artagaveytia, integrante
del Área de Información y Estudios Económicos del Instituto Nacional de la Leche (INALE), se
observa que existe una pérdida del valor de compra del 7% con respecto a enero del año
pasado.
Con los datos del monitoreo mensual de la evolución de los precios de la leche y del índice de
costos que tiene en cuenta a más de 60 insumos y servicios del tambo, Artagaveytia repasó la
ecuación de los productores tras la suba de los valores de los granos y el incremento del precio
de la leche a nivel local. De todas formas, indicó que dentro de este análisis no se tuvo en
consideración el impacto de la seca ya que se tiene como referencia una canasta fija con la
misma cantidad de cada insumo o servicio que no toma en cuenta cambios asociados a
factores climáticos. “Cuando hemos estimado los impactos de la seca, éstos rondan entre 1 y
3 centavos de dólar solo como incremento de costo. El no tener el número no significa que no
reconozcamos que existe. Por suerte las condiciones climáticas han mejorado, pero sabemos
que traerá consecuencias”, enfatizó.
Partiendo de esta aclaración, Artagaveytia explicó que en enero se constató un incremento de
los precios de los diferentes tipos de concentrados (como son las raciones lecheras, el maíz, los
expeller de girasol y de soja, la cáscara de soja, etc.) que en dólares promedió el 25% respecto
al promedio de 2020, lo cual “es un incremento realmente importante que afecta la ecuación
de los costos”.
A su vez en el mes de enero también hay un incremento de un 30% en los precios de los
fertilizantes más utilizados en los tambos. “En febrero, somos conscientes que ha seguido
aumentando el precio de este insumo, pero no está registrado en los números que estamos
mostrando”, puntualizó.
Estas subas a nivel internacional están dadas por temas de mercados debido a una menor
producción de granos a partir de la seca en Sudamérica y la menor producción de los EEUU. A
su vez, se dio un incremento importante de la demanda de China, país que está
recomponiendo su producción de suinos demandando productos y sub productos para
alimentar a estos animales, además de invertir en el incremento de la producción lechera.
Artagaveytia explicó que el indicador elaborado por el INALE sobre el poder de compra de la
leche está basado en dos índices; el índice de precios y el de costos, y la relación entre ambos
es el poder de compra.
Analizando la serie del índice de costos entre enero de 2015 y enero de 2021, este indicador
promedió 89, mientras que en enero de 2021 se situó en 92, “lo que indica que estamos 2,7%
por encima del promedio”. En cuanto al índice de precios de la leche, el promedio de estos
años fue de 67, mientras que en enero de 2021 se ubicó en 68, que es 1,7% mayor. Por lo cual,
“tanto los costos como los precios están en una situación más o menos equilibrada respecto
a los últimos 6 años, al punto que la división entre el índice de precio y el índice de costos,
que es el poder de compra, se ubica en 74 en enero, que es 1% inferior a los 75 que
promedia el período 2015 a 2021”, explicó Artagaveytia.
El analista sostuvo que a comienzos de 2020 “veíamos una recuperación de los márgenes con
mejores precios al productor y una baja de los costos de producción de la leche, pero con
todos los cambios que hubo por la pandemia, las pérdidas en dólares del mercado interno, y el
aumento en dólares de algunos costos de producción que hubo en los últimos meses, se
neutralizó ese incremento en la mejora que visualizábamos a principios del año pasado y hoy
estamos en una situación más o menos promedio”.
Artagaveytia explicó que mientras los costos de producción aumentaron en dólares 5,8% en
enero frente a diciembre, el precio de la leche lo hizo 4,3% constatándose una disminución
en el poder de compra de 1,5%.
Si se analiza respecto a enero del año pasado se constata una pérdida del poder de compra
que alcanza al 7%. Recordó que en enero y febrero del año pasado se observaba con mucha
expectativa una recuperación de la ecuación económica del sector que finalmente no ocurrió.