top of page

Entrevista a Néstor Cabrera, nuevo presidente de ANPL

El nuevo presidente de ANPL asegura que seguirá trabajando “en la misma línea” que la gestión anterior, con un fuerte foco en la gestión. Además, priorizará la creación de un Fondo Anticíclico.


El presidente Néstor Cabrera, en la sede central de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL).

 

“Es una gran responsabilidad y un gran compromiso, con una exigencia de trabajo acorde a lo que se merece la gremial”, aseguró Cabrera. Destacó que si bien será él quien presida la ANPL en sus 90 años, la directiva se conforma de un gran equipo “con gente nueva que ingresó con mucha energía e ideas renovadas, y gente que ya viene trabajando desde hace tiempo en la institución”. Cabrera agregó que el equipo de funcionarios también tiene un gran compromiso con la Asociación, lo que es muy positivo para alcanzar los objetivos planteados. “Lo que uno puede prometer acá es trabajo y después los logros los evaluarán los socios”, remarcó.


La vicepresidencia de la gremial estará en manos de Valeria Hernández. “A veces buscamos personas que tengan historia o recorrido en el gremialismo, pero incluir gente nueva permite renovar ideas porque con muchos años en esto, nos podemos ir contaminando”, puntualizó Cabrera. A su entender, la incorporación de Hernández “en un lugar de importancia, le va a sumar mucho a la gremial. Creo que fue una muy buena decisión”, enfatizó.


Dentro de los principales objetivos planteados por la nueva directiva está la puesta en marcha del Fondo Anticíclico, el cual resta su presentación al Parlamento y avanzar a nivel de gobierno para que pueda transformarse en Ley. “El proyecto está abierto a agregarle los elementos necesarios para mejorarlo, pero cuando vayamos al parlamento tenemos que estar todos convencidos de este Fondo”. Recordó que en el mismo se trabajó con el estudio CPA Ferrer. Luego fue presentado a las gremiales y al Instituto Nacional de la Leche (INALE) y ahora resta su presentación en la Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca de ambas Cámaras donde “seguramente surjan nuevos aspectos”, pero aseguró que si el proyecto le sirve al sector “también le servirá al país”.


A su vez, destacó que otra prioridad es estar cerca del socio. Recordó que con la pandemia se dejaron de realizar actividades que son muy importantes para la institución, que posteriormente costó retomar. “Queremos más reuniones zonales y si un productor demanda nuestra presencia, aunque no pueda estar la directiva completa, tenemos que acompañar”, explicó. Cabrera aseguró que la directiva es “la voz del socio”, y agregó que la principal fortaleza de la Asociación es que los productores estén todos juntos, por lo cual “nuestra fuerza nace de la necesidad de los socios”.


También recordó que se está trabajando en el traspaso generacional. En esa línea explicó que desde hace un tiempo, junto a Conaprole se está trabajando con un equipo multidisciplinario con el objetivo de elaborar un manual que le sirva al productor para manejar este tema. “Si nosotros queremos que la lechería permanezca y crezca, tenemos que mantener a la gente en el campo”, enfatizó.


Cabrera agregó que el traspaso generacional es un tema difícil para el productor al que generalmente le cuesta lograr una comunicación buena en este tema. “Una cosa es la familia como familia, y otra cosa es trasmitir estos temas y definir los roles de cada uno dentro de la empresa”. Por eso destacó la importancia de poder contar con el apoyo de especialistas como sociólogos, psicólogos y trabajadores sociales. “Nos permite entender algunas cosas y buscar la mejor manera de trasmitir lo que nos sucede a nuestras familias”.


Por otro lado, el presidente de la ANPL destacó que la gran fortaleza que tiene la institución es lo gremial, aunque siempre se está buscando qué servicios se pueden mejorar. Agregó que actualmente los servicios que brinda la Asociación están relacionados con la gestión. “Como gremial queremos acercar servicios que le sean útiles al productor, quizás no sean tan tangibles como poder acceder a una maquinaria, pero, por ejemplo, crear un manual para la transferencia generacional es algo que van a utilizar muchos productores”.


Agregó a su vez que las gestiones con el gobierno por beneficios para el sector también son difíciles de cuantificar, y sin embargo se hacen buscando lo mejor para el socio. Si bien reconoció que a veces es difícil que losbeneficios que se consiguen sean valorados como importantes para todos. “Nosotros tenemos que devolverle al socio algún producto que sientan que tienen un valor. Por eso vamos a trabajar para conseguir mejores herramientas y que les sirvan a todos”.


Económicamente la asociación está bien, aseguró Cabrera. “Obviamente nuestro rol no es ganar dinero, pero como empresa debemos tener los números equilibrados, lo cual nos permite trabajar en todos estos temas”.


Actualmente la gremial cuenta con 850 socios, y si bien Cabrera reconoció que esta cifra ha ido bajando en los últimos años, lo ha hecho acompañando la menor cantidad de productores remitentes. “La proporción se mantiene constante”. De todas formas, reconoció que “tenemos que aspirar a ser más fuertes. Las instituciones se hacen fuertes por la gente que está atrás; nosotros como directiva estamos al frente, pero lo importante son los socios”.


Por último, Cabrera destacó que actualmente se está trabajando en el corrimiento de vencimientos, medida generada para que el productor pudiese enfrentar de mejor manera la sequía. Recordó que, en aquel entonces, se corrieron los pagos de servicios como luz, BPS, etc., para la primavera. Pero está claro que “pagar todo eso en esa época va a ser imposible”. Por eso aseguró que se está trabajando junto al Banco República con el objetivo de generar algún instrumento que permita correr esos vencimientos entre 3 y 4 años. “Hay voluntad del banco para esto. No queremos que los productores dejen de hacer las inversiones que deben hacer en sus sistemas para seguir funcionando y seguir hacia adelante”, sentenció.


コメント


bottom of page